Vértigo y Mareo. Clínica Especialista.

Vértigo y Mareo. Clínica Especialista.
www.vertigoymareo.com

Mareo Postural Perceptual Persistente. Otro de esos enemigos “silenciosos”.


A diferencia de los ya conocidos “asesinos silenciosos” como la Hipertension Arterial o la Diabetes Mellitus, el mareo por si mismo difícilmente privara de la vida a alguna persona, sin embargo puede llegar a convertirse uno de esos enemigos constentes, de los que no te dejan en paz ni un momento (algo así como El Coyote para el Correcaminos).

A pesar de los avances tecnológicos, aun hoy en día hay pacientes con mareo en quienes no es posible establecer un diagnóstico otoneurológico que explique dicho síntoma ya que las pruebas regularmente resultan normales. Sin embargo no ha sido hasta años recientes que se describieron las características clínicas de una enfermedad llamada Mareo Postural Perceptual Persistente (PPPD por sus siglas en ingles), afectando a una buena cantidad de personas en todo el mundo, y en algunas ocasiones durante años.

En general se define al PPPD como un tipo de mareo, de larga duración, sin tener una causa orgánica aparente, de tal forma que pudiera considerarse un trastorno somatomorfo que frecuentemente provoca lo que llamaremos "una hipersensibilidad al movimiento", mismo que suele estar asociado a eventos de estrés importante, ya sea físico, como el que pudiera ejercer cualquier enfermedad (como por ejemplo una infección gastrointestinal, o incluso una enfermedad propia del oído) o bien un estrés emocional (tanto estrés agudo como el que presentara una persona sujeta a un asalto, o crónico como el estrés diario de un trabajo muy demandante), convirtiendo el sistema de estabilidad postural en un sistema demasiado sensible, provocando de esta manera mareo con movimientos muy leves o en algunos casos aun estando en reposo, incrementandose dicha sensibilidad especialmente en escenarios con alta demanda visual (como supermercados o lugares muy concurridos). Muchas veces éstos síntoma a su vez suelen causar estrés y/o ansiedad importante también, lo que puede causar aún más mareo y formar un "circulo vicioso" de mareo-ansiedad (por eso antes a ésta enfermedad se le llego a conocer como "Mareo asociado a Ansiedad" .

Ej. Paciente que sufre de alguna patología orgánica (como un vértigo postural paroxístico benigno) o emocional (como ansiedad o estrés), causando de ésta manera mareo (o vértigo según sea el caso), el cual a su vez (al no saber porque estamos mareados) desencadena más ansiedad, y ésta a su vez mas mareo, llevándonos a un circulo vicioso, y por lo tanto, a un estado de “hipervigilancia” de los síntomas bajo el contexto de hipersensibilidad previamente descrito.

Ahora bien, pongámonos un poco mas científicos para identificar la asociación entre mareo y ansiedad (prometo ser breve). Esta asociación es atribuida a conexiones entre vías vestibulares (del oído) – vías centrales (del cerebro) y la red neuronal relacionada con la ansiedad y el miedo (incluidas estructuras tan complejas como la amígdala cerebelosa, corteza prefontal, circunvolución frontal superior, etc.), de tal suerte que ésta relación tan íntima es la que provoca esta asociación con ansiedad y mareo en donde según algunas hipótesis, está involucrada la alteración en los niveles de ciertos Neurotransmisores (sustancias que circulan en el cerebro para cumplir ciertas funciones) especialmente de uno llamado Serotonina el cual tiene una función muy importante en la interpretación de las emociones pero también tiene una función importante en la interpretación del movimiento, lo que explica nuevamente su frecuente asociación. 

Para el adecuado diagnóstico, inicialmente es primordial la correcta identificación de los síntomas, y una correcta exploración física ya que al ser una enfermedad que no está causada por una "lesión", si no, digamos lo contrario, una "hiperfunción", pues al hacer estudios encontraremos todo normal, lo que convierte a ésta enfermedad en un "·Diagnóstico de exclusión", o sea, antes de decirle a una persona que tiene PPPD, es necesario haber descartado tanto lesiones en el oído, como lesiones neurológicas especialmente.  

Finalmente en cuanto al tratamiento, el medicamento no va a estar dirigido únicamente a eliminar el mareo como tal, si no a eliminar el origen del mismo, por lo que en la mayoria de los casos requerimos utilizar medicamentos denominados “Inhibidores de Recaptura de Serotinina” (o sea, que “estabilizan los niveles de serotonina”), los cuales van a regular a las neuronas vestíbulo – centrales junto con los circuitos de la ansiedad que se activan con ciertos movimientos, dándonos por ésta vía una mejoría del mareo en aproximadamente el 70% de los pacientes, en un periodo de entre 3 semanas a 3 meses. 

Desafortunadamente, el efecto de estos medicamentos es notable hasta después de algunas semanas de haberlo empezado, sin embargo en la gran mayoría de los casos el pronostico a largo plazo es bueno. 


2 comentarios :

  1. Lic. Jorge Luis Berumen Ruiz26 de noviembre de 2015, 11:51

    Bastante interesante y una explicación de mis mareos inexplicables. Felicidades Dr. Oscar Armando Dorado

    ResponderBorrar
  2. Considerando que el articulo describe el mareo como desencadenante de una respuesta hacía el estrés, sería interesante apoyar el punto de vista médico y sobre todo el tratamiento con algún tipo de terapia humanista psicológica que ayudará en el tratamiento del mismo y de esta manera contribuir al bienestar físico y psicológico del paciente.

    ResponderBorrar